Siguenos

La digitalización en las empresas

Los tiempos están cambiando muy rápido, la imagen de una oficina llena de escritorios personales y papel se ha ido para siempre, reemplazada por el uso de la tecnología, la cual ha reemplazado y simplificado muchos de los procesos por los cuales se tiene que construir una empresa. Sin embargo, ciertamente aún queda mucho trabajo por hacer, y la digitalización de las empresas sigue siendo un objetivo en la mente de cada vez más emprendedores. El mundo está de acuerdo en que enfrentar este proceso es crítico, pero es muy importante tener claro que debe hacerse de manera bien planificada para que el esfuerzo que se requiere no sea en vano y sus ventajas no queden obsoletas en un tiempo muy corto.

Los múltiples beneficios de esta digitalización son evidentes: ahorro de costes, mejor comunicación con la mayoría de clientes que ya están inmersos en el mundo digital, nuevas oportunidades de negocio, integración con otras herramientas, disponibilidad continua y posibilidad de teletrabajo, por citar algunos. En un principio, la idea de modificar la mayoría de los procesos y herramientas de una organización (ya que no todo se puede digitalizar) suena como un gran desafío, pero es posible con una planificación cuidadosa y profesional. En la etapa inicial, cuando se trata del resultado final, algunos puntos pueden ser decisivos, y saber que el cliente es uno de ellos, porque eventualmente será él quien utilice la nueva herramienta. Por ejemplo: implementar un nuevo servicio de pago digital, por mucho que beneficie internamente a la empresa, si a las personas que deben pagarlo les resulta complicado y engorroso, no sirve de nada.

Otro tema que requiere una fuerte consideración es el hecho de pensar en el futuro. La naturaleza vertiginosa del cambio tecnológico hace necesario comprender qué está haciendo el mercado… y qué se hará junto con estos avances. Nadie quiere pasar por una implementación «nueva» y convertirla en «vieja» de inmediato. Si bien puede parecer imposible saber exactamente hacia dónde se dirigen ciertas tecnologías, la clave es considerar que lo que uno hace permite actualizaciones y modificaciones sin tener efectos incontrolables que obliguen a las personas a rehacer todo. Esto significa tratar de evitar «parches» que abordan la urgencia pero que no son amigables con los cambios futuros. Con todo, sabiendo que hay muchos otros puntos a considerar, debe quedar claro que para que estos procesos de transformación sean exitosos, la etapa clave suele ser la planificación y se deben tomar decisiones clave.

Considere la estrategia, tenga claro los objetivos buscados, comprenda las necesidades, capacite a los trabajadores, sepa que los costos iniciales pueden ser altos, pero darán dividendos a largo plazo, y el tiempo para diseñar procesos escalables y sostenibles es muchas veces seguro. para traer Un pilar de cambio con muchas ventajas.

Si te ha resultado interesante puedes compartilo

Desarrollamos marcas innovadoras y potenciamos a las pequeñas, medianas y grandes empresas aplicando soluciones personalizadas de Marketing, Marketing Digital y Desarrollo Tecnológico.

El futuro

Acerca

Privacidad